Síguenos en nuestras redes sociales

La penitenciaría del pitufeo

 

Análisis-Reflexión

La penitenciaría del pitufeo

El pitufeo es una de las técnicas o modus operandi más comunes de blanqueo de capitales o lavado de activos en el mundo, de lo cual no escapa Colombia.

La firma internacional PricewaterhouseCoopers – PwC, define el pitufeo como la división o reordenación de grandes sumas de dinero adquiridas por medios ilícitos, reduciéndolas a un monto mínimo que permite que las transacciones no sean registradas o, en su defecto, no resulten sospechosas. Dichas operaciones se realizan por un período limitado en distintas entidades financieras o a través de pequeños giros dirigidos a una gran cantidad de personas que, generalmente, desconocen el origen de tales fondos.

PwC, en su informe: “Prevención de la legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo, conceptos, riesgos y sistemas de información” del 2015, considera que el pitufeo es una de las técnicas o modus operandi más comunes de blanqueo de capitales o lavado de activos. (PwC, 2015).

En este contexto, dicha estrategia transaccional dificulta la detección de este delito por parte de las autoridades respectivas, ya que el “lavador” de dinero o de activos vigila que las cuantías menores no sobrepasen aquellos topes ya planteados normativamente. Así, por ejemplo, en Colombia, las operaciones no superan los diez millones de pesos o los diez mil dólares (Rodríguez et al. / 2006).

En Colombia, avivatos (narcotraficantes o lavadores de activos), utilizan a personas para trasladarle pequeñas sumas de dinero en dólares desde el exterior, con la finalidad de que las reclamen a su nombre dentro del país y posteriormente se las devuelvan a cambio de una mínima comisión.Según datos estadísticos de las autoridades, por cada US$ 1000 dólares, a los actores del pitufeo les pagan entre US$ 10 y 30 dólares de comisión.

La ruta del pitufeo

  • Según la unidad de inteligencia financiera y económica del país, representada en la Unidad de Investigación y Análisis Financiero – UIAF, en muchas de las ocasiones se gestiona con la complicidad de un funcionario o una organización especializada en esa estrategia ilegal.
  • Uno o varios empleados de las entidades financieras colaboran con el lavado de dinero, omitiendo información a las autoridades sobre las grandes transacciones de fondos.
  • Generalmente, su complicidad se hace bajo la presión de una extorsión, pero también, en otras veces, obtiene una comisión por su gestión
  • Se presenta a través de transferencias bancarias o electrónicas, a través de internet, con el sistema financiero tradicional.
  • Se utilizan los servicios de courier o por intermedio de compañías de giros internacionales, haciendo operaciones sucesivas.

El asunto toma un rumbo todavía más delicado cuando personas en específico comienzan a ser utilizadas de manera constante para reclamar dichos giros o registrar esas transferencias en sus cuentas particulares, a lo cual se suma, que en ocasiones son sus propios familiares, que en medio de las necesidades económicas de las que adolecen, las inducen a facilitar sus nombres para ser receptoras de fondos ilícitos, corriendo el riesgo de ser denunciadas o detectadas por las autoridades que investigan estos ilícitos.

 

En los procesos investigativos, una vez son detectadas estas operaciones de pitufeo, los ingenuos receptores, por lo general, no tienen cómo justificar o explicar quién es la persona en el exterior que les hace determinados giros o trasferencias, ya que, desde la lógica, difícilmente podrían saber cuál es la actividad económica de quien los utiliza; y, aún, si lo supieran, por diferentes circunstancias no están en condiciones de denunciarla. Por consiguiente, es aquí donde comienza su calvario y el riesgo de ser recluidos en una penitenciaría, hasta por un lapso de seis años, por ese pitufeo que le representó entre 10 a 30 dólares de comisión.

Lo más probable es que muchas de estas personas no tienen idea del delito que cometieron, además inducidos por delincuentes de marca mayor. En este contexto, y quizá a modo de enseñanza o moraleja de una fábula realista, es necesario estar atentos a no correr riesgos fácilmente evitables, no dejarse seducir por el dinero fácil, porque, así mismo, fácilmente es entrar a la que yo llamaría, coloquial y figurativamente, la penitenciaría del pitufeo.

 

 

 

Un ejemplo colombiano

En 2011, leí con tristeza una noticia en el diario El País de la ciudad de Cali. La transcribo como un ejemplo del lamentable pitufeo:
“Cincuenta y dos personas fueron condenadas en ausencia por un tribunal de la ciudad de Cali por haber participado en un lavado de activos en un monto superior a los cinco millones de dólares, se informó este viernes oficialmente. La Fiscalía dijo en su página de internet que la sentencia condenatoria fue proferida por un juzgado penal de la ciudad de Cali. El juzgado además expidió órdenes de captura contra los 52 condenados, mientras funcionarios de la Fiscalía explicaron que aún no están seguros para cuál banda de narcotraficantes laboraba este grupo, cuya modalidad usada para el blanqueo era el “pitufeo” o por pequeñas cantidades de dinero, ya que en las leyes colombianas cualquier operación de o por encima de los 10 millones de pesos (unos 5.200 dólares) debe ser reportada a las autoridades bancarias y a otras entidades oficiales que rastrean operaciones ilegales.”

Muchas de las temáticas de prevención del lavado de activos y los riesgos que ello acarrea, serán tema de debate y de sensibilización en el próximo congreso sobre Crimen Económico y Fraude Financiero y Contable.

Por:  Jorge Alcides Quintero Quintero
Decano de la Facultad de Ciencias Contables de Uniremington
jquintero@uniremington.edu.co


Referencias bibliográficasReferencias bibliográficas
• El País. (Septiembre de 2011). Condenan en Colombia a 52 personas por lavado de activos. El País, págs. http://www.elpais.com.co/judicial/condenan-en-colombia-a-52-personas-por-lavado-de-activos.html.

• PwC. (6 de noviembre de 2015). PwC Boletín sobre Prevención de Legitimación de Capitales y Financiamiento al Terrorismo. Recuperado el 8 de junio de 2017, de http://www.pwc.com/mx/es/servicios-gobierno-corporativo/lavado-dinero.html

• Rodríguez, S., Rincón, E., & Calderón , J. (2006). Temas de Derecho Financiero Contemporáneo. Bogotá: Universidad del Rosario.

Imágenes copipegadas de: https://bit.ly/2HPER7p y https://bit.ly/2vuTfPL (Pixabay / Enlaces con técnica de acortamiento aplicado / Imágenes seleccionadas por el editor). Aviso promocional: Dirección de Mercadeo de Uniremington.

Por favor comparte:
RSS
Facebook
Google+
http://blog.uniremington.edu.co/la-penitenciaria-del-pitufeo/
Twitter
LinkedIn
448