Síguenos en nuestras redes sociales

Redacción SEO

Redacción SEO

A propósito del estreno de Edublog Uniremington, creo pertinente compilar y resumir algunas pautas fundamentales para redactar contenidos en esta evolución hacia el ciberespacio. Y para el efecto, es válido referirme y dedicarle unas líneas al concepto de “SEO” y su implicación directa en la redacción para internet.


 Escritura evolutiva hacia el ciberespacio

A propósito del estreno de Edublog Uniremington, creo pertinente compilar y resumir algunas pautas fundamentales para redactar contenidos en esta evolución hacia el ciberespacio. Y para el efecto, es válido referirme y dedicarle unas líneas al concepto de “SEO” y su implicación directa en la redacción para internet.

¿SEO?

SEO es el acrónimo de Search engine optimization. En nuestro idioma español se refiere a la optimización para motores de búsqueda o posicionamiento en buscadores en internet (Google, Bing, Yahoo…).

El SEO se ha convertido paulatinamente en una metodología o manual de redacción optimizada para los buscadores web, en procura de que ciertos contenidos tengan una preferencia –o una mayor opción– a la hora de posicionarse en internet. Una empresa, un bloguero, una editorial, un periódico en versión electrónica, etc., deben tener en cuenta ciertos parámetros de la redacción SEO para ser más “visibles y preferidos” en el ambiente virtual o informático. En ese sentido, expertos en este campo, apuntan que los artículos que se publiquen en estos canales deben estar pensados para este tipo de buscadores, claro está –lo reconocen–, sin dejar a un lado la necesidad e inteligencia de los usuarios fieles y esporádicos, los cuales, finalmente son los que importan.

En lenguaje técnico, “La razón más importante por la que es necesario el SEO es porque hace más útil tu página web tanto para los usuarios como para los motores de búsqueda […] El SEO es necesario para ayudar a los motores de búsqueda a entender sobre qué trata cada página y si es o no útil para los usuarios”. (Ver: https://goo.gl/CZxweh)

Consejos para una escritura SEO

Describo una reseña de aspectos primordiales para tener en cuenta al momento de escribir un artículo para internet: título con “gancho”, es decir que seduzca –pero que no mienta–; extensión pertinente; descripción clara y concisa; contenido aportante o novedoso (siempre tengamos en cuenta al público al que nos dirigimos y escribamos acorde con esa audiencia); palabras clave y un texto que permita una lectura ágil.

Para ampliar lo anterior, acudí al sitio web de Gerencie.com de donde retomé algunas pautas para una adecuada redacción SEO (ver: http://goo.gl/OMcgq3):

“¿Elegir un título con las palabras clave a posicionar o con enganche? Lo ideal es priorizar ambos aspectos, pero puede funcionar mucho mejor un título con las palabras clave”. Igualmente, hay que integrar al escrito subtítulos concisos y pertinentes para subdividir el texto y facilitar su exploración o lectura.

Contenidos: “…deben ser informativos, relevantes y que aporten algo nuevo”. Lo cierto es que no debe perderse el estilo de una redacción natural y accesible.

Extensión: “…dependerá del tipo de artículo, del tema y de diversos aspectos. Hay quien piensa que los artículos deben ser de más de 500 palabras, aunque en ciertos casos más de 200-300 es más que suficiente; y de hecho en ocasiones los temas no dan más de sí”. En general, debemos procurar que haya una idea por párrafo y que este no sobrepase las cinco líneas de un formato estándar.

Palabras clave: “Aunque hasta ahora se abusaba mucho de la palabra clave para posicionarse mejor en los buscadores, lo ideal ahora es utilizarla con precaución y tender a variaciones de la palabra clave objetivo”.

Recursos complementarios: “…utilizar las negritas (para destacar lo importante), las etiquetas (optimizando para seo), imágenes también optimizadas para seo (para complementar los contenidos), material gráfico como vídeos y todo aquello que sea necesario. Además de esto, poner enlaces a otros contenidos relevantes (de la misma web u otras externas) también está bien valorado siempre que se note como una estrategia natural”.

En conclusión, escribir para internet implica variar el estilo de la redacción y de cierto modo, la estructura del escrito mismo. Lo recomendable es que tengamos dos listados de pautas a la mano: uno para medios impresos y hablados, y otro, para canales electrónicos o digitales. Las obras literarias son caso aparte.

Apostilla: no escribamos solo para atraer visitas en una página web; no asumamos una actitud mecanizada; seamos siempre aportantes, ajustados e inclusivos en los contenidos que viajan por el ciberespacio.

Imágenes copipegadas de: https://goo.gl/DBeCxQ y http://goo.gl/0NgjNN

Por favor comparte:
RSS
Facebook
Google+
http://blog.uniremington.edu.co/redaccion-seo/
Twitter
LinkedIn
397